Aguas transfronterizas, ¿territorios diferentes?

La cuenca del Río Incomati es una cuenca transfronteriza que comparten tres países, Mozambique, Sudáfrica y Suazilandia y vierte en la Bahía de Maputo (Mozambique) en el Océano Índico.

La cuenca del Incomati es pequeña en comparación con otras cuencas transfronterizas. Sin embargo, a su historia de agua compartida hay que prestarle atención por dos razones:

  • El uso de agua es intenso ya que se utiliza el 50 por ciento del agua captada en la cuenca. Además la escasez de agua ha sido evidente desde mediados de la década de 1980 y se ha vuelto más grave en la última década. La competencia por el agua es real, y las extracciones de agua se acerca a los límites de sostenibilidad. Por último, las sequías y las inundaciones, se han convertido en cada vez más pronunciadas. En los años 70 el curso fluvial tenía 300 metros de ancho en la temporada seca y, el Incomati atravesaba Maputo donde tenía más de 700 metros de ancho durante la estación húmeda. En la actualidad, excepto cuando hay inundaciones extremas, el río se amplía a poco más de la mitad de esa medida cuando llueve, y se convierte en apenas un hilo de agua durante el periodo seco.
  • La cuenca está situada en una parte de África que en los últimos cuarenta años ha experimentado una historia política dinámica, a veces turbulenta y volátil, ya que ha visto un cambio de régimen colonial a Estados independientes de partido único y posteriormente una transición a la democracia así como el fin del régimen del apartheid. Estos cambios fueron acompañados con frecuencia por acciones violentas.

IMG-20140714-WA0004

Aunque entre los tres países ha existido diferencias desde épocas coloniales (anterior a 1948) y se han firmado múltiples, convenios, acuerdos, protocolos, etc. tanto bilaterales como a tres bandas, éstos no siempre han funcionado, lo que ha llevado a que la desigualdad entre los tres países ribereños, en términos de posición geográfica, llame la atención económica y tecnológica. En el Incomati el país que esta aguas arriba es el más poderoso, mientras que el país aguas abajo es comparativamente débil. En tal situación, el país aguas arriba puede verse tentado a ignorar los intereses de otros ribereños, así como el potencial impacto transfronterizo y el daño en las actividades de desarrollo en países de aguas abajo, tal y como ha venido ocurriendo en el pasado no cumpliendo con el flujo de agua del río en la frontera de Ressano Garcia (Mozambique), de 2 m3/s acordados en 1991 y que actualmente se ha elevado a 2,6 m3/s.

Esta es la teoría. Todos estos datos, y muchos más, los encontramos en Sharing the Incomati Waters. Cooperation and Competition in the Balance, estudio que fue preparado dentro del marco del proyecto conjunto de UNESCO – Green Croos International titulado “del Conflicto potencial a la cooperación potencial (PCCP): agua para la paz”.

Pero la realidad es que si queremos observar como una simple línea, de apenas 200 m. de longitud, puede dividir dos territorios, nos basta con teclear en Google maps “Komatipoort, Sudáfrica”, y buscar la frontera entre Sudáfrica y Mozambique que atraviesa el Rio Incomati.

Desde este punto, aguas arriba (Sudáfrica y Suazilandia) se observa claramente la existencia de grandes presas como la de Maguga y la de Driekoppies y otras menores, existiendo incluso una represa en Komatipoort justo antes de la confluencia del Río Cocodrilo en la frontera con Mozambique. También podemos observar que aguas arriba el río ocupa todo el ancho de su cauce, mientras que aguas abajo (Mozambique) serpentea como puede por el mismo (hay que tener en cuenta que en este punto la altitud del lecho del río sobre el nivel del mar son tan solo 100 m) y eso que en Komatipoort el Río Cocodrilo vierte su caudal al Incomati.

También llama la atención de que en la parte sudafricana y suazilandesa de la cuenca del río proliferan grandes extensiones agrícolas de regadío, mientras que en la parte mozambiqueña brillan por su ausencia.

Es evidente que las presas existentes en Sudáfrica y Suazilandia como son la presa de Maguga y la de Driekoppies tienen algo que ver, ya que se asegura la reserva de agua, el caudal en la cuenca para su uso y por supuesto la generación de electricidad.  Estas presas están gestionadas por The Komati Basin Water Authority (KOBWA), entidad binacional formada en 1993 como consecuencia de un tratado firmado en 1992 entre Sudáfrica y Suazilandia.

Sin embargo en Mozambique, el menguado río ya no puede mantener la rica biodiversidad acuática que dependía de él. La naturaleza requiere agua para su integridad, especialmente los ecosistemas que dependen directamente de la misma, así que si no se implementan los flujos ambientales, se daña el tejido social. La gente recurre a prácticas insostenibles para la supervivencia, y esto genera conflictos, ya sea con la naturaleza o con otras personas. Asimismo al no existir un entramado agrícola las inundaciones en vez de favorecer la regeneración del suelo con nuevos aluviones, hace todo lo contrario, elimina el suelo fértil y contribuye al avance de la desertización.

Antonio Balguerías Guerra, voluntario del Área de Agua de ONGAWA.

Anuncios

Un pensamiento en “Aguas transfronterizas, ¿territorios diferentes?

  1. Me ha llamado mucho la atención cómo las presas que en un lado facilitan el regadío y la generación de electricidad provocan en en el otro graves impactos económicos, sociales y ambientales. ¿Tienes datos de qué porcentaje del agua de las presas se Sudáfrica y Suazilandia se usa para regadío y qué porcentaje para generación de energía?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s